Taller de emprendimiento educativo

¿Está interesado en iniciar un proyecto educativo?, ¿está buscando alternativas educativas transformadoras? o ¿se considera una persona con un fuerte interés en educación y que desea generar impacto?

talleremprendimientoeducativosolofoto-03.jpeg

Bellelli invita al primer taller de emprendimiento educativo con las fundadoras del proyecto: Carolina García y Karla Staton. Durante una mañana completa, se compartirá sobre el camino que han tenido como emprendedoras, lecciones aprendidas y posibilidades de seguir soñando. Además, se generará un espacio para analizar distintas propuestas innovadoras a nivel mundial en primera infancia y por último, en pequeños grupos, se trabajará en prototipos de proyectos que busquen generar un impacto en la educación inicial en el país y así co-construir nuevas ideas.

  • Día: sábado 17 de marzo         
  • Horario: 8.30 am a 12             
  • Sede: Bellelli Escazú
  • Inscripciones: cursos@bellellieducacion.com

Volviendo al inicio, a nuestra esencia -por Vivian Jacoby

Ser mamá es lo más maravilloso y retador que me ha pasado en la vida. Es difícil describir la profunda transformación que uno vive cuando tiene un hijo, pero las experiencias que vivimos día a día son definitivamente como una montaña rusa. Pasamos de las alegrías más intensas, a momentos de culpa, temor y duda de estar haciendo lo mejor para nuestros bebés.

Con toda la información sobre crianza, estimulación y desarrollo disponible para los padres de hoy a través de las redes, la ansiedad sobre qué hacer y qué no hacer se intensifica aún más. Como profesional especialista en el tema, puedo decir que saber la teoría no necesariamente hace la experiencia más fácil. Por el contrario, demasiada información interfiere con nuestra capacidad para conectarnos y sentir junto a nuestros pequeños.

IMG_9997.JPG

El año pasado, ocho increíbles familias me acompañaron en el piloto de un proyecto que este año regresa con mucha ilusión. Buscamos alejarnos de las opiniones ajenas, de la presión por estimular a nuestros hijos y del corre-corre de la vida diaria para reencontrarnos con nuestro instinto y nuestros bebés. Compartimos dudas, temores y preguntas, pero también ilusiones y deseos para el futuro de nuestros hijos. Juntos jugamos, reflexionamos, nos cuestionamos, construimos herramientas y descubrimos el respeto más puro por nuestros bebés y una gran confianza en nuestra capacidad para criarlos.

Inicios es un proyecto para todos los que quieren una crianza más conectada a nuestros hijos y menos conectada a la lluvia de información que aparece en Internet.

  • Para todos los quieren sentir más confianza en su rol de padres y menos dudas y críticas.
  • Para todos los que quieran conocer todo el potencial de sus propios bebés, en vez de vivir pendientes los bebés ajenos.
  • Para todos los que quieran vivir esta experiencia en tribu, en medio de la naturaleza, y menos aislados entre cuatro paredes.

A todos esos padres y madres que se sientan conectados con este post, los invito a formar parte de esta experiencia y a crecer juntos en este lindo camino que es criar a nuestros hijos. Si quiere saber más sobre Inicios, solicite información a vivianj@bellellieducacion.com

Vivian Jacoby es mamá, psicóloga y sleep coach, especialista en desarrollo infantil, crianza y vínculos tempranos. Ex-maestra Bellelli y siempre inspirada por el enfoque de Reggio Emilia, Vivian apuesta por una crianza basada en el profundo respeto por el potencial de los niños y en la intuición esencial de los padres.

Para recordar en su próximo encuentro con su hijo(a) a la salida de clases

La cotidianidad está cargada de infinitos aprendizajes para la vida, de hecho cada momento en interacción con otro, es una oportunidad para que el niño se conozca más y a la vez, conozca la reacción en el otro. Cambiar nuestra imagen de escuela meramente académica y competitiva por una escuela de relaciones, de aprendizajes sociales, de resolución de problemas, de empatía, es una tarea de docentes y familias. Juntos debemos tomar consciencia de a qué le damos valor y qué estamos comunicando. Así como da una gran emoción decir: “mi hija ya se sabe los colores, números o su letra inicial, deberíamos alegrarnos de igual forma o más para decir: “mi hija ya logra anticipar la reacción del otro y actuar respetando esa respuesta" o "mi hijo acompaña empáticamente a sus compañeros cuando lo necesitan".

En este artículo nos interesa hacer énfasis en un momento cotidiano de mucho valor y hacer visible su gran potencial de aprendizaje: el encuentro de los niños y sus familiares a la salida de clases, principalmente durante el periodo de acogida. Acompañar a ambos en este momento, es para los educadores una oportunidad donde recibe mucha información valiosa sobre las familias, sus relaciones y por tanto, que puede llevarse para enriquecer su cotidianidad.

¿Cuáles son algunos aprendizajes para el niño o niña en el momento del re-encuentro con sus familiares? 

  1. Emociones encontradas: en el encuentro del niño con el adulto (o los adultos) resaltan generalmente sentimientos relacionados con el hecho de que "me dejaste, me abandonaste, te fuiste, quería que te quedaras” pero a la vez con una emoción gigantesca de que "volviste, de felicidad, de reencontrarnos, de familiaridad," etc. Lograr sentir esta mezcla de emociones, llena al cuerpo de mucha energía y apoya el auto-conocimiento.
  2. “Me cumplieron la promesa”: muchas veces cuando las familias se despiden en la mañana, quedan con la promesa verbal a sus hijos de que volverán. Durante el día, sus maestras se lo recuerdan: "¿te acordás que tu papá dijo que ahora vuelve por vos?". En el encuentro al final de la mañana o tarde, pueden aprender entonces el valor de la palabra y de la confianza que existe en el otro de que va a cumplir lo que dijo. Les da seguridad saber que lo que les dicen, sucede realmente en algún momento. Además, que hay una buena relación y comunicación entre la familia y las maestras.
  3. Nociones temporales: en la cotidianidad, los niños aprenden sobre la rutina y los diferentes momentos que la conforman. El tiempo de llegada es claro para todos, luego viven una serie de eventos en una secuencia (juego en los salones, asamblea, merienda, jardín, experiencias variadas en el salón) y luego, el tiempo de salida. La vivencia rutinaria de estos momentos les da seguridad porque reconocen los pasos hasta llegar al final, incluso los grandes lo hacen con apoyo de un reloj. Al encuentro de los niños y sus familiares, los pequeños quieren contar de lo que vivieron: una historia muy personal de su cotidianidad o un elemento significativo que guardaron todo el día para darlo como regalo a sus padres.
  4. Estar presente: la importancia de estar presentes, principalmente los adultos, en ese momento de encuentro. Darle toda la atención que se merece ese tiempo y disfrutar plenamente al abrazo, el beso, las palabras de cariño, el llamado particular de cada familia, etc.  El modelado que puede hacer el adulto de esa atención plena, es de muchísimo valor para el niño también. 

Recuerde siempre que aprovechar estos momentos para hablar de las emociones es muy importante y procesarlas en conjunto es una lección para toda la vida. ¿Cuáles otros aprendizajes consideran de valor para este momento?

82529c84-16d6-430b-a72f-f8d887574686.jpg