Se educa en el hogar, en la escuela y en la calle

Reflexiones sobre las presas y los aprendizajes de los niños

 Hecho por: Piero A.

Hecho por: Piero A.

Así como los niños de las actuales generaciones tienen dentro de su vocabulario palabras como internet, ipod o youtube, una que escuchan y viven a diario es: la presa.

Siendo esta vivencia parte de la cotidianidad de un niño, como adultos podríamos detenernos y reflexionar mucho sobre esta dosis de realidad de la convivencia entre ciudadanos al volante. Sabemos bien que un niño no solo aprende de lo que se le dice, sino principalmente por la observación de cómo los otros actúan, siendo en este caso los adultos ejemplos o modelos a seguir de comportamientos como ciudadanos. El aprendizaje es social y el niño está siempre con una escucha atenta de lo tangible y lo intangible.

¿Qué ejemplo le damos a un niño de que yo soy el más importante y por eso me puede saltar la fila que hacen todos los demás?, ¿esa es la forma de lograr lo deseado en la vida, sin importar el resto?, ¿podemos pensar en el bien común y no solo en cómo yo me beneficio? No es cuestión de decir malas palabras en el carro o no, es la actitud individualista. Es decidir quedarse debajo del semáforo sabiendo que no puedo pasar, pero que no me importa si todos los demás tampoco se van a poder mover, en lugar de dejar fluir y beneficiar a muchos más. 

¿Qué pasaría si al sentarnos en el carro (con o sin un niño) pensamos el ejemplo que le estamos dando a esta nueva generación de ciudadanos? Los niños son increíblemente observadores, disfrutan ver por la ventana, ¿pero eso es lo que queremos que vean o qué modelos queremos que sigan?, ¿podríamos pensar en una sociedad distinta de ciudadanos que colaboran y son empáticos? 

Reggio Emilia nos induce a elegir entre sociedades orientadas hacia el individualismo y la competencia, y sociedades basadas en la construcción del individuo en relación a los demás, que busca y necesita a los demás. Es una cuestión de decisiones políticas y económicas que pueden afectar a todo el sistema escolar, así como al social.
— Loris Malaguzzi, fundador Reggio Emilia Approach

Este ejemplo de hoy en día podría no ser una conversación dentro de 20 años, ya que expertos en robótica predicen que los niños nacidos hoy en día no van a tener que manejar carros. Sin embargo, no es el vehículo en sí el tema de fondo de este artículo, es la convivencia y los valores de respeto como ciudadanos locales y globales lo que nos debe generar reflexión.